DECRETO 130/1986, de 19 de diciembre, de la Diputación General de Aragón, por el que se aprueba al Mapa Sanitario de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Sección:I. Disposiciones Generales
Emisor:DEPARTAMENTO DE SANIDAD BIENESTAR SOCIAL Y TRABAJO
Rango de Ley:Decreto
 
EXTRACTO GRATUITO



DECRETO 130/1986, de 19 de diciembre, de la Diputación General de Aragón, por el que se aprueba al Mapa Sanitario de la Comunidad Autónoma de Aragón.
El Estatuto de Autonomía de Aragón determina en el artículo 35.20 como competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma, la Sanidad e Higiene, transferida por el Real Decreto 331/82, de 15 de enero.
Dentro de las características que definen el modelo sanitario en el que se desenvuelve un Servicio Regional de Salud se encuentra la existencia de niveles progresivos e interrelacionados de atención de salud que permitan las diversas actuaciones encaminadas a la promoción de la salud, la prevención de las enfermedades, y el acceso a la asistencia pública en condiciones óptimas de equidad y eficiencia, basadas en criterios integrales e integradores de salud.
El Decreto 33/84, de la Diputación General, regulaba la elaboración del Mapa Sanitario de la Comunidad Autónoma, como base de racionalización de los recursos; de esta forma la división del territorio en demarcaciones geográficas debe posibilitar en el nivel primario el trabajo en equipo entre los diversos profesionales sanitarios englobados en la Zona de Salud, así como favorecer la necesaria coordinación y/o integración de los diferentes recursos existentes en la atención especializada concretada territorialmente en Sectores y Areas, todo ello en orden a la mayor eficacia de actuaciones, permitiendo la mejor distribución y adecuación de los recursos sanitarios.
La delimitación de Zonas de Salud debe permitir la participación comunitaria; asimismo el establecimiento de las Areas Sanitarias debe posibilitar la gestión de los recursos existentes y la participación representativa y democrática de los interesados, organizaciones sindicales y empresariales que deberá ser oportunamente regulada.
La entrada en vigor de la Ley General de Sanidad, en la que expresamente determina como competencia de las Comunidades Autónomas la ordenación territorial de los Servicios, posibilita la estructuración de un nuevo sistema sanitario público coordinado e integral, de la misma forma la Ley 8/85 de la Diputación General, y su posterior Decreto 60/86 vienen a regular las relaciones entre la Comunidad Autónoma y las Diputaciones Provinciales de su ámbito territorial, por todo ello y al amparo de lo previsto en los títulos II, III y concordantes de la Ley General de Sanidad, en lo relativo a competencias y estructura del Sistema Sanitario deben posibilitar los máximos niveles de coordinación en las inversiones para mejorar los servicios y optimizar las prestaciones del sistema sanitario público.
Por otra parte, la consideración del especial dinamismo de los fenómenos de salud, así como la mejora de vías y medios de comunicación, y previsibles variaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA