DECRETO 110/2001, de 22 de mayo, del Gobierno de Aragón, por el que se declara el Parque Cultural del Río Vero.

Sección:III. Otras Disposiciones y Acuerdos
Emisor:DEPARTAMENTO DE CULTURA Y TURISMO
Rango de Ley:Decreto
 
EXTRACTO GRATUITO

DECRETO 110/2001, de 22 de mayo, del Gobierno de Aragón, por el que se declara el Parque Cultural del Río Vero.

La Ley 12/1997, de 3 de diciembre, de Parques Culturales de Aragón, regula y normaliza la existencia de los Parques Culturales en Aragón que cuentan con una experiencia, ya contrastada, en la puesta en marcha de esta actividad tan importante para la conservación y protección del Patrimonio, y que han demostrado ser un medio eficaz para el desarrollo sostenible en el ámbito rural aragonés.

La Ley de Parques Culturales establece que éstos deben estar constituidos por un territorio que cuenta con un marco físico de valor paisajístico y/o ecológico singular. El Parque Cultural del río Vero se sitúa entre el Pirineo y la Depresión del Ebro.

Comprende parte de la Sierra de Guara y el Somontano y se vertebra por el río que da nombre a este Parque. Abarca parcialmente los términos municipales de Bárcabo, Alquézar, Colungo, Adahuesca, Santa María de Dulcis, Pozán de Vero, Azara, Castillazuelo y Barbastro.

Su posición y unidades geográficas que engloba (sierras exteriores pirenáicas y su piedemonte) dotan de una gran riqueza y calidad a sus valores medioambientales y culturales. Entre los valores paisajísticos y ecológicos que atesora el Parque Cultural del río Vero destacan los contenidos en su sector norte integrado en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. Este espacio natural protegido, declarado también Zona de Especial Protección para las aves, alberga parajes naturales privilegiados, singularizados por excepcionales paisajes y una rica biodiversidad. Sus relieves escarpados están configurados por profundos barrancos, cañones, desfiladeros, y diversas manifestaciones de las formaciones kársticas que originan, simas, cuevas, surgencias, etc.. Este territorio es refugio de la flora y fauna salvajes, caracterizadas por acusados endemismos vegetales y animales en peligro de extinción como algunas especies de rapaces.

Las variantes orográficas y microclimáticas dan lugar a distintos ecosistemas, algunos como los rupícolas de los más importantes de Europa. La sierra aporta también en su composición geológica, un importante patrimonio paleontológico formado por abundantes fósiles que contienen las calizas de Guara.

En la zona del Somontano, el relieve más suave identificado por amplias ramblas, lomas y cerros testigos, nos traslada al ambiente mediterráneo configurado por la acción antrópica histórica y los cultivos tradicionales. Sobre una base geológica de areniscas, arcillas y margas se dibuja un auténtico mosaico paisajístico. Espacios naturales como el propio río, bosquecillos de ribera, carrascales, con sus propios ecosistemas etc., armonizan con los campos de cultivo destinados a olivos, almendros, vid, cereal, ejemplo de paisaje modelado por la cultura agroganadera tradicional.

El Parque Cultural del río Vero contiene un amplio abanico de manifestaciones del patrimonio cultural de variada funcionalidad, cronología y tipología, unidos por el río Vero y extraordinariamente integrados en su medio natural: patrimonio arqueológico, artístico, histórico, etnográfico, etc.

El patrimonio arqueológico comprende yacimientos indicativos de las actividades humanas desde el Paleolítico al pasado reciente.

Su mayor relevancia la proporciona el extraordinario conjunto de Arte Rupestre prehistórico localizado en la Sierra, en las cuevas y abrigos ubicados en el cañón del río Vero y sus barrancos, que albergan manifestaciones pictóricas de los estilos clásicos del arte prehistórico conocido: Arte Paleolítico, Arte Levantino y Arte Esquemático. Esta circunstancia, junto a su localización en un espacio geográfico muy reducido y la densidad de yacimientos (más de 60), le dotan de una singularidad excepcional, y le convierten en un caso único en del panorama del arte rupestre.

En el Vero se encuentran, las pinturas rupestres más antiguas y únicas conocidas hasta ahora del paleolítico en Aragón, en la Cueva de la Fuente del Trucho. El Arte Levantino ofrece excelentes muestras en yacimientos como Chimiachas, Arpán, Muriecho o Regacens. Finalmente el Arte Esquemático, el más extendido, aporta interesantes manifestaciones en abrigos como Mallata, Barfaluy, Gallinero, Lecina Superior.etc.

Todas estas manifestaciones además de estar declaradas Bien de Interés Cultural, han merecido un especial reconocimiento por parte de la UNESCO al ser incluidos en la declaración de Patrimonio Mundial del Arte Rupestre del Arco Mediterráneo, en 1998.

Otros yacimientos arqueológicos de interés lo constituyen el hábitat paleolítico de la Fuente del Trucho, los dólmenes de Almazorre, asentamientos prehistóricos al aire libre (del Neolítico a la Edad de Hierro) en las sierras y cerros que bordean el río, enclaves ibéricos en cerros testigos, pequeñas villas romanas en las plataformas y terrazas, vestigios de fortificaciones y despoblados medievales (islámicos y cristianos), los baños árabes de la ciudad de Barbastro y sus restos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA